Huevo frito.

¡Cualquiera diría… Fácil!

Y… en realidad no se trata de una receta con un alto grado de complejidad. Pero, como muchas veces en la vida, ¡pequeños cambios pueden producir resultados increíbles!

Espero que disfrutes ese mágico lugar: ¡tu cocina!

Recuerda compartir tus logros y experiencias en las redes sociales anotando @aquiyococino Al hacerlo, estarás respaldando esta iniciativa.

Y si aun no lo has hecho, recuerda suscribirte en: aquiyococino.com para que no te pierdas ninguna de mis publicaciones.