Las papas dulces… No te gustan? En serio?

Si eres una de esas personas que ha tenido este maravilloso y saludable tubérculo por fuera de su plato, esta sencilla, pero diferente manera de preparación te podría llevar a cambiar totalmente de parecer!

Atrévete a probarlas!

Algunos hornos de cocina

Este, podría llamarlo, es un “abrebocas” a una categoría que te sorprenderá si decides explorarla, por la gran cantidad de: ofertas, variedades y posibilidades.

Conocer tu horno y saber cómo sacarle el mejor provecho, puede significar la diferencia en tus recetas!

 

Las papas: inmenso universo de sabores, texturas y posibilidades gastronómicas…

La papa es la hortaliza más famosa del planeta y el cuarto cultivo luego del maíz, el trigo y el arroz.

Son oriundas de los Andes, (Latinoamérica) y a pesar que pertenecen a una misma especie botánica: solanum tuberosum , podemos encontrar más de 5.000 variedades.

Para saber cuál de ellas es la más adecuada para tu receta, identifica su contenido de almidón. Podría ser la clave!

Aquí te presento solo unas cuantas, de este inmenso universo…

Algunas recomendaciones para cuando quieras preparar carne:

  1. Busca asesoría del carnicero al comprar la carne pues cada corte tiene un espacio “estelar” en el cual se desempeña muy bien. Por ejemplo, la carne de pecho es muy útil si vas a preparar un estofado; mientras la punta de anca (centro de pierna) es ideal para el asador.
  1. Mantén la cantidad de carne que vas a preparar en una sola pieza el mayor tiempo posible. Córtala en filetes únicamente cuando llegue el momento de su preparación. Así, evitarás la pérdida de líquidos y tendrás, consecuentemente, carne más jugosa.
  1. Permite que la pieza de carne esté a temperatura ambiente justo antes de prepararla. Si está en el refrigerador, retírala un par de horas antes y si está congelada, planea con anticipación de manera que la lleves del congelador a la nevera un par de días antes, y luego, de la nevera a la superficie de trabajo donde le vas a permitir alcanzar temperatura ambiente. A propósito: alguien te podría decir que la puedes descongelar en el horno micro-ondas. La verdad, el resultado no es el mejor: algunas áreas de carne empezarán a resultar cocidas durante el proceso, mientras otras permanecerán congeladas.
  1. Muy importante: no pongas a descongelar carne sobre la superficie de trabajo pues el proceso tomará varias horas y podrías terminar con carne contaminada por exceso de bacterias.

Seguir leyendo “Algunas recomendaciones para cuando quieras preparar carne:”